Noticias

La American Academy of Pediatrics se fija como objetivo garantizar que los niños consuman alimentos claves para el desarrollo del cerebro en sus primeros 1.000 días de vida

Escrito el 6 de febrero de 2018
mother feeding her baby

La nueva declaración de política prepara a los proveedores de salud para ayudar a los niños a obtener ciertos nutrientes necesarios para desarrollar un cerebro sano durante la etapa crítica entre la concepción y los 2 años.

El entorno alimentario del bebé durante los primeros 1.000 días de vida es crítico para su desarrollo y salud mental en el futuro, dice la American Academy of Pediatrics en su declaración de política publicada en el número de febrero del 2018 de Pediatrics. Guiados por la nueva política, la AAP dirige sus esfuerzos para garantizar que las mujeres embarazadas, bebés y niños pequeños obtengan los nutrientes necesarios para desarrollar cerebros sanos.

Cómo promover una mejor nutrición en los primeros 1.000 días para garantizar el desarrollo de los niños y su salud de adultos” (en inglés), publicada en línea el 22 de enero, cita investigación que revela las rápidas y complejas secuencias necesarias para el desarrollo del cerebro que suceden entre la concepción y los 2 años.  El informe señala que se necesitan cantidades adecuadas de minerales claves, vitaminas y macronutrientes, tales como la proteína y ciertas grasas durante el periodo prenatal en la vida del bebé y niño pequeño para ayudar a prevenir deficiencias permanentes de la función cerebral.

“La base para el desarrollo estructural del cerebro, junto con los miles de millones de conexiones entre ellas, se establecen durante esta etapa crítica”, dijo Sarah Schwarzenberg, MD, FAAP, autora principal de la declaración de política y miembro ejecutivo del Comité de Nutrición de la AAP.  “Ciertos nutrientes claves son elementos básicos necesarios para que el cerebro del niño pueda crecer y desarrollarse normalmente”, dijo la doctora.

La AAP hace un llamado a los pediatras para que no solo recomiendan una “buena dieta” sino que también se aseguren de que las mujeres embarazadas y los niños pequeños tengan acceso a los alimentos que en cantidades adecuadas proporcionan nutrientes esenciales para el desarrollo del cerebro.  Estos incluyen: proteína, zinc, hierro, colina, folato, yodo, ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga y vitaminas A, D, B6 y B12. La siguiente son medidas recomendadas para ayudar a garantizar el acceso a estos nutrientes:

  • Impulsar la lactancia materna. La AAP exhorta a los médicos a brindar apoyo a las mujeres para que amamanten a sus bebes, ya que la lactancia materna ofrece nutrientes, factores de crecimiento y células del tipo que no se encuentran en la leche de fórmula que pueden desempeñar un papel importante en el desarrollo del cerebro. La Academia recomienda amamantar exclusivamente hasta los seis meses de edad si es posible, y continuar haciéndolo después de introducir alimentos sólidos por lo menos durante el primer año de vida.
  • Promover los programas de asistencia nutricional. La AAP urge a los pediatras a promover que se fortalezcan a nivel local, estatal y federal programas de asistencia nutricional que se enfocan en la nutrición fetal, neonatal y de las madres. Los proveedores de salud deben saber cómo referir a las familias a las despensas de alimentos y a otros recursos locales.
  • Promover la elección de alimentos saludables en lugar de la abstención. Los pediatras y otros proveedores de salud pueden recomendar alimentos que ofrecen nutrientes esenciales para el desarrollo del cerebro durante las etapas particularmente importantes. También deben hablar con las familias sobre qué alimentos son “saludables” y ricos en nutrientes esenciales, y no simplemente alternativas a la comida chatarra.

“La investigación continúa revelando el papel critico que desempeña la nutrición temprana en el desarrollo del cerebro, dijo la Dra. Schwarzenberg”. Una de las mejores maneras en que podemos ayudar a que los niños tengan la mejor oportunidad posible de vivir una vida productiva es asegurándonos de que consuman los alimentos que necesitan”.


 

Fuente: healthychildren.org

 

Educación Inicial. Fundación Carlos Slim. Aviso de privacidad-Ver Mapa