La Organización Panamericana de la Salud lanzó este martes una nueva campaña que coincide con el mes de febrero para concienciar y promover la calidad del servicio de atención a los recién nacidos durante sus primeros 28 días de vida, el periodo en el que corren mayor riesgo de morir.

El objetivo de la iniciativa “28 días, tiempo para cuidar y amar” , a cargo del Centro Latinoamericano de Perinatología de la agencia sanitaria, es aumentar el conocimiento, las habilidades y la confianza en sí mismos de las madres, los padres, las familias y los cuidadores de recién nacidos.

Del mismo modo, busca concienciar a los profesionales de la salud sobre la importancia de las buenas prácticas de cuidado para reducir la mortalidad neonatal.

La República Dominicana y Haití son las naciones con más muertes de bebés

Según los registros de la agencia, de cada mil niños nacidos en América Latina y el Caribe, siete no llegan a cumplir el primer mes de vida. Esta proporción varía desde los 1,7 bebés en Aruba y los 2,3 en Cuba, hasta los 18 en la República Dominicana y los 32 en Haití.

La mayoría de estas muertes son evitables y, sin embargo, suponen cerca de la mitad de todos los fallecimientos de bebés durante el primer año de vida.

“El acceso universal de las madres y los recién nacidos a una atención oportuna y de calidad, así como la participación de las familias en el cuidado de los bebés son fundamentales para su supervivencia y prosperidad”, afirmó el doctor Pablo Durán, asesor regional en salud perinatal de la OPS.

Entre los cuidados previstos en la campaña destacan el contacto piel a piel, la lactancia materna de forma exclusiva, el mantenimiento del cordón umbilical limpio y seco, y la administración de vitamina K al nacer.

La OPS compartirá a diario durante febrero 28 mensajes clave y testimonios vinculados con el cuidado de los recién nacidos y también presentará una aplicación con información dirigida a padres, familias, cuidadores y trabajadores de salud con consejos sobre la atención de los bebés.

Igualmente, publicará un documento de diez pasos dirigido a los tomadores de decisiones con el fin de que elaboren políticas que mejoren la salud de los recién nacidos en el continente americano.


Fuente: news.un.org