Se conoce como conmociones cerebrales a las interrupciones temporales de las funciones cerebrales. Estas pueden suceder como consecuencia de cualquier tipo de lesión, y por lo general, sin la pérdida del conocimiento.

Las conmociones cerebrales ocurren principalmente en accidentes de automóviles o bicicletas, en peleas, o en caídas leves. Sin embargo, también pueden aparecer como resultado de realizar actividades de entretenimiento o la práctica de deportes.

Este problema de salud no es exclusivo de los adultos, jóvenes o adolescentes, también son un importante riesgo de lesiones en niños menores de 5 años que juegan deportes, encontró una reciente investigación.

“En cuanto a los deportistas infantiles, muchas actividades deportivas/recreativas no están organizadas para reportar lesiones, de forma que casi no se han recolectado datos sobre este grupo”, pero los caos existen, indicó Karen Liller, autora del estudio y profesora de salud comunitaria y familiar de la Universidad del Sur de Florida.

Síntomas

Los padres pueden sospechar que sus hijos pequeños han sufrido una conmoción cerebral si presentan algunos de los siguientes signos:

-Dolor de cabeza.

-Mareos.

-Náuseas y vómitos.

-Problemas de equilibrio o coordinación.

-Visión borrosa.

-Sentirse confundido o aturdido.

-Dificultad para concentrarse, pensar, tomar decisiones, recordar cosas, hablar, o decir cosas sin sentido.

-Sentirse ansioso o irritable sin causa aparente.

-Sentirse triste o más sensible que lo habitual emocionalmente.

-Dificultad para dormir.

-Dormir más o menos tiempo de lo habitual.

Los síntomas de una conmoción cerebral no siempre aparecen de inmediato, sino que pueden iniciarse entre 24 y 72 horas después de la lesión.

¿Qué hacer?

Tras una lesión en la cabeza, los padres deben llamar al 911 o ir a la sala de emergencias inmediatamente si su hijo:

-No se despierta.

-Tiene convulsiones o ataques de epilepsia.

-Arrastra las palabras al hablar.

-Parece estar más confundido, inquieto, somnoliento o agitado.

-Ha vomitado más de una vez.

-Tiene dolores de cabeza que empeoran o no desaparecen.

En la mayoría de los casos, los niños se recuperan rápidamente de las conmociones cerebrales, aunque algunos síntomas, como la pérdida de la memoria, los dolores de cabeza y los problemas de concentración, pueden durar varias semanas o meses.

Prevención

Esta clase de problema se puede prevenir usando protección para la cabeza y equipo de seguridad al practicar un deporte de contacto o al andar en bicicleta, patinar, andar en patineta, practicar snowboard o esquiar.


Fuente: clikisalud.net