Es sabido que la leche materna representa el mejor alimento para los bebés. Sin embargo, algunos mitos ligados a la nutrición han provocado que los padres administren otro tipo de alimentos a sus bebés menores de seis meses, lo que provoca diversos daños en su organismo, de acuerdo con la pediatra Irma Rocha Nieto, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en el Estado de México.

Algunos de los peligros son:

  1. Mayor riesgo de sobrepeso.
  2. Problemas de dermatitis.
  3. Asma y otras alergias.

A decir de la especialista, es importante evitar las papillas de alimentos envasados que contienen conservadores y colorantes artificiales. Respetar el período de seis meses es esencial, debido a que los pequeños aún no tienen un desarrollo neuromuscular, digestivo y renal para otro tipo de alimentación, inadecuado para su sistema gástrico.

Superada esta etapa, los padres pueden dar a sus hijos cereal humedecido en leche y papillas de arroz. Posteriormente, vegetales en papilla, para que aprendan a disfrutar el sabor de la papa, la zanahoria, el chayote y la calabaza. Luego las frutas, como plátano, manzana, pera y guayaba, también en papilla.

La salud de tus pequeños depende de tus decisiones. Si inicias correctamente la ablactación —proceso mediante el cual se introducen de manera progresiva alimentos a la dieta del menor—, podrás disminuir el principal factor de riesgo que conduce a la obesidad infantil.

Recuerda que la leche materna proporciona todos los nutrientes y defensas requeridos para el crecimiento del menor. Si tienes dudas al respecto, consulta a un especialista en el tema.


Fuente: clikisalud.net